Coronavirus: ¿Es posible erradicarlo o tendremos que aprender a vivir con el virus?

31

La experiencia de vacunación de Israel es alentadora en el impacto de los contagios, pero aún queda saber si, por ejemplo, la vacuna continuará siendo efectiva con las nuevas variantes del coronavirus.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que no han hallado evidencias de que la variante del coronavirus (COVID-19) identificada por primera vez en Sudáfrica sea más mortal que otras. Sin duda una noticia que ha permitido suspirar de alivio a muchos, pero solo por un breve instante.

Día a día se van desvelando nuevas estrategias para enfrentar al coronavirus y, si bien unas se ven más prometedoras que otras, lo que nos depara el futuro con respecto al virus hasta el momento es una incógnita.

El gobierno británico recientemente señaló que espera transformar el COVID-19 en una enfermedad manejable, como la gripe. Y aunque suena a buena noticia, vale recordar que solo un virus ha podido ser erradicado: la viruela, en 1980.

Dicha erradicación se logró a varios factores como que la vacuna que se creó era muy estable y no necesitaba refrigeración o que los síntomas de la viruela eran bastante evidentes, algo que no sucede con el coronavirus, que precisa de test para ser detectado.

“Cero covid”

Existe otro movimiento, llamado “cero covid”, que habla de su eliminación reduciendo a a casi cero el número de casos en un territorio y mantenerlo así.

Los defensores de esta teoría sostienen que se logrará esta minimización con restricciones, un sistema efectivo de rastreo, testeo y vacunación. De esta forma se regresará a una vida doméstica normal, con apertura de locales comerciales y la realización de eventos. Sin embargo, se tendrían que cerrar las fronteras, cancelar los viajes internacionales y aplicar cuarentenas focalizadas severas en caso sea necesario.

“Covid cero no es compatible con los derechos individuales y las libertades que caracterizan a las democracias de posguerra”, señala a la BBC el profesor Francois Balloux, director del Instituto de Genética del University College de Londres.

Las vacunas

En teoría, las vacunas son las herramientas que permitirán eliminar el coronavirus, como ocurrió con el caso del sarampión.

Pero el sarampión es un virus estable, o sea, que no cambia considerablemente para evadir el efecto de la vacuna. Y lo que sabemos ahora es que el coronavirus muta y desconocemos qué sucederá en el futuro con la eficacia de las vacunas.

“No podemos salvarnos de esto. Puede que necesitemos actualizar las vacunas”, menciona a la BBC Adam Kucharski, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Explica que el desafío es “estar por delante del virus” y alienta señalando que los coronavirus cambian menos que la gripe, lo que significa que las vacunas deberían seguir siendo efectivas en una gran medida.

Kucharski dice que es demasiado pronto para saber si llegaremos al punto en que el coronavirus pueda tratarse como una gripe, ya que aún no hemos visto por completo el impacto que tendrán las vacunas.

Queda esperar despliegue del programa de vacunación en el mundo, pero la experiencia de Israel, que lidera el tema de la vacunación, es que tendrán un impacto significativo en las infecciones, lo que indicaría que podemos llegar a un punto en que el coronavirus no sea el riesgo que es en la actualidad.

El profesor Robert Dingwall, miembro del Grupo de Amenazas de Virus Respiratorios Nuevos y Emergentes del gobierno británico, sentencia y grafica la situación que se nos avecina: “Hemos convivido con los virus durante milenios. Haremos lo mismo con el coronavirus”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.